El volante internacional rumano, Razvan Cocis, fue el encargado nuevamente de dirigir el centro del campo del Chicago Fire. Getty

CHICAGO – El Chicago Fire sigue sin saber cerrar los partidos, algo que le está haciendo perder muchos puntos, sobre todo en casa.

Este sábado, en una de esas tardes de perros con lluvia, viento y frío, el Chicago Fire empató 1-1 con el DC United en el Toyota Park ante 13,114 espectadores (cifra oficial aunque parecían muchos menos) que desafiaron las horribles condiciones ambientales.

El joven defensa Jonathan Campbell adelantó al Fire a los 41 minutos tras rematar una falta muy bien sacada por el salvadoreño Arturo Álvarez. Y como suele ocurrir en estos casos, un ex Fire, Patrick Nyarko empató el partido a los 65′ a pase de otro ex Fire, Chris Rolfe.

“Me siento fantástico, pero todo el crédito es para Arturo (Álvarez) que me puso un balón perfecto. Yo sólo tuve que empujarla. Fue una sensación fantástica”, afirmó Campbell, de 22 años, tras anotar su primer gol en la MLS

Un empate que deja al Chicago Fire hundido con siete puntos como último de la Conferencia Este y segundo peor equipo de la MLS, solo superado por Houston Dynamo (5 pts). Lo esperanzador es que el Fire es el equipo con menos partidos jugados (7). Lo desolador es que de 15 puntos disputados en casa solo ha podido ha ganar cinco y que de siete partidos en el torneo sólo ha podido ganar uno.

“Queríamos ganar este partido como fuera. Tuvimos nuestras oportunidades, pero hay que entender que somos un equipo joven y en proceso (de formación) que requiere mucho esfuerzo para ganar partidos”, afirmaba tras el partido el técnico del Fire Veljko Paunovic.

“Estoy contento de nuestro juego, tuvimos ocasiones para ganar el partido y en ese punto estamos. Creo que el resultado es justo”, añadió el técnico serbio.

El Fire volvió a mostrar los muchos problemas que tiene para hacer gol, donde el delantero brasileño Gilberto volvió a salir en blanco y sigue sin anotar tras seis partidos. Mientras que atrás en defensa pagan muy caro los errores. Aunque el gran problema está en la zona de generación del juego y sobre todo en la definición, donde son muy inofensivos.

“Es duro no poder cerrar los partidos, pero tenemos un equipo nuevo”, afirma Álvarez. “Los goles no se anotan sólo por un error, son dos o tres errores lo que te cuesta que te marquen y tenemos que ser mejores en eso”

“Es un poco decepcionante porque tuvimos las ocasiones para cerrar el partido y dejamos vivo al DC United. Sabemos que somos capaces de ganar partidos, sólo tenemos que asegurarnos de eso. Sumamos un punto, pero estamos en casa, donde queremos empezar a ganar partidos. Necesitamos eso”, añade el volante salvadoreño.

El Fire arranca el miércoles 11 visitando a los Vancouver Whitecaps una gira de tres partidos fuera de casa. Otro gran reto, ya que lleva más de un año sin ganar fuera del Toyota Park.